TOSTA CALIENTE DE GORGONZOLA Y PERA CONFITADA

Gorgonzola, pera y nueces,  una deliciosa combinación que resulta un clásico por su asegurado éxito. 

He utilizado la miel y el vino blanco para confitar la pera, os aconsejo que no rechaceis a la ligera ésta receta los adversarios a la miel! pues su sabor, una vez cocinada, es diferente y suave, ofrece un bocado exquisito cuando se mezcla con el salado gorgonzola. 

CATEGORÍA/S:

ETIQUETA/S:

Dificultad
0.5/5

Comparte la receta en:

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

PREPARACIÓN

  • Cascamos las nueces y machacamos ligeramente en el mortero. Reservamos.
  • Pelamos y cortamos por la mitad a lo largo las peras y luego en rodajas y reservamos.
  • En un cazo ponemos la miel, cuando empiece a burbujear añadimos el vino blanco,  la pera troceada y las nueces.
  • Salpimentamos.

  • Cocinamos 5 minutos a fuego suave (en mi caso nivel 4 sobre 9). 
  • Pasado ese tiempo damos la vuelta a la pera para que se haga bien por ambos lados 5 minutos más.

  • Retiramos del fuego y pasamos los trozos de pera a un plato.

  • Las nueces y la salsa sobrante la trituramos y reservamos para usar más tarde.

  • Horneamos las tostas unos minutos en el horno.
  • Cuando cojan un color tostado las sacamos y colocamos sobre ellas el queso gorgonzola, al estar caliente la tosta éste se derretirá ligeramente y será fácil manejarlo.
  • A continuación colocamos las rodajas de pera y horneamos a 200º en la parte de arriba 2-3 minutos. 

  • Enplatamos sirviendo las tostas calientes y aderezadas con la salsa de nueces triturada sobrante.

INGREDIENTES

  • 4 tostas de pan
  • 1 cuña de queso gorgonzola
  • 2 peras maduras
  • 75 g de miel
  • 75 g de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.