ROMANESCO AL AJOARRIERO

Tan extravagante en su forma, como excepcional por sus cualidades, es una gran fuente de ácido fólico, fortalece los huesos y mejora el sistema inmune. 

Os dejo una receta fácil y de gran sabor .

CATEGORÍA/S:

ETIQUETA/S:

Dificultad
0.8/5

Comparte la receta en:

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

PREPARACIÓN

Paso 1 Preparar el romanesco

  • Os presento al extraterrestre de la huerta.

  • Limpiamos y desechamos las hojas del romanesco.
  • Cortamos los arbolitos dejándolos individuales.
  • En un wok o sartén grande calentamos 1 cucharada de AOVE.

Paso 2 Salteamos

  • Incorporamos el romanesco y salamos.
  • Salteamos a fuego fuerte durante 7-10 minutos.
  • Sin parar de mover para que no se queme y añadiendo un chorrito de AOVE para ayudar a la cocción.

Paso 3 El ajoarriero

  • Mientras, pelamos y cortamos 6 ajos.
  • Y en una sartén con 3 cucharadas de AOVE sofreímos los ajos.
  • Cuando estén dorados, apartamos del fuego e incorporamos el pimentón, removemos.
  • Seguidamente echamos un chorrito de vinagre (opcional).
  • Retiramos.

Paso 4 Emplatado

  • Comprobamos que el romanesco esté al dente, entonces retiramos a una bandeja y aderezamos con el sofrito de ajos, vinagre y pimentón.
  • Servimos caliente.

INGREDIENTES

  • 1 romanesco
  • 6 ajos
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Vinagre de manzana (opcional)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.