CUPCAKES DE PASTEL DE QUESO Y CHOCOLATE

Se trata de unos cupcakes muy especiales…porque en realidad no lo son. Son más bien pasteles de queso en miniatura y en formato cupcake (aunque sin base) y están… DELICIOSOS!!!

Créeme! cuando la gente los prueba se queda paralizada… y luego exclama «madre mía! pero ésto que es?» y de pronto… están arrancando el molde de papel con las uñas, se meten el cupcake de golpe en la boca y se abalanzan sobre tí pidiendo más.

 

CATEGORÍA/S:

ETIQUETA/S:

Dificultad
2/5

Comparte la receta en:

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

PREPARACIÓN

Paso 1 Precalentar el horno

  • Pesamos y preparamos los ingredientes

  • Colocamos moldes de papel en una bandeja para cupcakes y precalentamos el horno a 150ºC.

Si aun no dispones de moldes, hazte con unos de silicona como éstos. Son fáciles de almacenar, suele resultar bastante fácil desmoldar los dulces que hayamos preparados en ellos, aguantan perfectamente tanto las altas como las bajas temperaturas y, si son de calidad, son resistentes y duraderos. Pincha en la imagen de abajo para ver el producto.

Familybox Muffin Bandejas para Hornear Magdalenas Kit, Molde de Silicona para 12 Magdalenas con Revestimiento Antiadherente para Cupcakes, Brownies, Pasteles, Pudding, 31 x 20 x 2,5 cm

Paso 2 Derretimos el cocholate

  • Batimos ambos quesos con varillas electricas si disponemos de ellas (cuidado! agarra bien el bol sino quieres acabar disfrazad@ de merenge, salta por doquier) sino tienes varillas, bate a mano de manera enérgica.

  • Añadimos el azúcar, los huevos y el estracto de vainilla y volvemos a batir hasta lograr una masa homogénea.

  • Con una espátula o lengua de gato añadimos el chocolate fundido y mezclamos todo bien.

  • Después, añadimos las pepitas de chocolate, yo no tenía y corté a cuchillo el chocolate, en mi caso negro porque en casa nos pirra.
  • Remueve hasta que queden bien distribuidas.

  • Repartimos la masa entre los moldes y llenamos con generosidad. 

No te preocupes si piensas que has hecho demasiada masa, porque en realidad estos cupcakes apenas suben, así que puedes llenar tranquilamente los moldes casi hasta el borde.

Paso 3 Al baño María

  • Ahora haremos algo que parece más complicado de los que en realidad es: Los cocemos al baño Maria. 
  • Básicamente hay que meter la bandeja para cupcakes dentro de un molde mayor y más hondo (como una fuente para horno por ejemplo).
  • Vertemos agua tibia en el molde mayor hasta que cubra unas 3/4 partes de la bandeja de los cupcakes, luego lo metemos todo en el horno con mucho cuidado.

Paso 4 Horneado

  • Cocemos así unos 40 minutos.

  • A continuación – incluso con mucho más cuidado que antes, porque ahora el agua estará hirviendo- sacamos y retiramos las bandejas para cupcakes.
  • Ponemos las bandejas sobre una rejilla para que se enfríen.
  • Espera una hora antes de desmoldarlos, porque tienen que «asentarse», pero NO TE LOS COMAS TODAVÍA, antes tienen que ir a la nevera!

  • Al día siguiente, sirvelos con un poquito de nata montada, aquí te ofrezco unos truquillos para montarla sin dificultad

«Y si vamos a caer…que sea en la tentación»

INGREDIENTES

  • 100 g de chocolate negro (70% de cacao)
  • 250 g  de queso mascarpone
  • 200 g  de queso entero Tipo Philadelphia (no es light ni el de inas hierbas)
  • 70 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 g de pepitas de chocolate negro o con leche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.