BUTTERMILK SCONES

Cuando me puse a preparar estos panecillos originarios de escocia y típicos de los desayunos y meriendas del Reino Unido, Irlanda o Australia, no pensé que la casa iba a oler tan bien… a pan recién horneado, a mantequilla, a azúcar…¡sublime!. 

Eso sí, confieso que no es sencillo su procedimiento. Indagando, y probando y tras varios fracasos… he recopilado algunos consejos que te muestro debajo de la receta y que harán que te salgan como a las madres escocesas. ¡Perfectos! es decir, similares a una galleta pero un poco más gruesos, en plan bollito.

CATEGORÍA/S:

ETIQUETA/S:

Dificultad
3/5

Comparte la receta en:

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

PREPARACIÓN

Paso 1 El suero de leche

  • Echamos 200ml (o 2 vasos) de leche entera a temperatura ambiente en una jarra y añadimos el zumo de un limón (también a temperatura ambiente). 
  • Dejamos reposar 10 minutos.

  • Mientras, pesamos y disponemos todos los ingredientes de la receta.

  • Pasados los 10 minutos el limón habrá cortado la intensidad de la leche a la perfección, al mismo tiempo que la hace ácida.
  • Entonces, con ayuda de un colador fino o tela (yo usé un trapo fino de cocina) colamos la leche y reservamos el suero.
  • Lo pesamos para hacernos con unos 140ml.
  • Reservamos.

Paso 2 Precalentar el horno

  • Precalentamos el horno a 220º C y cubrimos una bandeja con papel de hornear.
  • Ahora tamizamos la harina, la levadura y el bicarbonato sódico en un bol.

  • Añadimos el azúcar, la sal y mezclamos bien con ayuda de una cuchara.

  • Desmenuzamos la mantequilla junto con los ingredientes secos hasta que obtenemos algo semejante a unas migas de pan.

Paso 3 Fermentación!

  • Añadimos el suero de leche, ve echándolo hasta conseguir una masa suave pero no pegajosa (te sobrará suero para luego pincelar)
  • Removemos bien…¡y prepárate! porque tienes que empezar a trabajar deprisa. El tejemaneje químico en el interior de los scones ya ha empezado a actuar; de hecho, empezó un nanosegundo después de que el suero de leche tocara la levadura y la «fermentación» ya se está produciendo.
  • Ya podemos usar las manos para amasar.

Siento decir que no hay fotos de éste procedimiento porque me encontraba sola en ese momento, acalorada y concentrada.

  • Recubrimos la superficie de trabajo con harina y sacamos la masa.
  • La colocamos en la superficie enharinada y formamos una capa de unos 4-5cm de grosor.
  • Vamos dando golpecitos con las manos sobre la superficie para alisarla.
  • Ahora te sugiero que sumergas en harina un cortapasas o aro de emplatar pequeño y hundas en la masa, cortes un scone y levantes de nuevo y con la ayuda de una espátula de repostería coloques el scone sobre la bandeja de horno (yo lo hice con la mano y me quedaron irregulares)

Si aun no dispones de cortapastas o aros de emplatar, hazte con unos. Pincha en la imagen de abajo para ver el producto.

IBILI 716050 - Set Aros INOX Red 7X4,5+8X4,5+10X4,5 Cm
  • Seguimos cortando bollitos hasta que nos quedemos sin masa.
  • Pintamos con suero de leche los scones con un pincel y horneamos unos 12-15 minutos hasta que suban y se doren ligeramente.

  • Dejamos que se enfríen un poco sobre una rejilla y servimos calientes o fríos, con mermelada, mantequilla o queso.

Consejos

  • El horno debe estar muy caliente, a 220º.
  • Antes de empezar a cortar scones hay que aplanar y alisar muy bien la masa, porque hasta la grieta más pequeña se convertirá en un gran agujero después de pasar por el horno.
  • La masa debe tener bastante grosor (unos 4-5cm) para que salgan altos y esponjosos, en lugar de planos y con consistencia de galleta.
  • Por último, cuando retires el cortapasas de la masa, no lo hagas girar: obtendrías un bollito «al bies».

INGREDIENTES

  • 265g de harina
  • 1/2 de cucharadita (tamaño postre) de levadura en polvo
  • 1/2 de cucharadita (tamaño postre) de bicarbonato sódico
  • 3/4 de cucharadita (tamaño postre) de sal
  • 65g de azúcar
  • 130g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 140ml de suero de leche  (es muy fácil hacerse con ella, la puedes comprar, pero no tardarás más de 12 minutos en sacarla tú mism@ añadiendo a la leche zumo de limón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.